Ramón Enrich
Igualada, Barcelona 1968

Su obra cubre muchos estratos, entre ellos el paisaje cobra importancia desde una austera geometría, la cual oscila entre juegos de sombras y fuertes perspectivas. La cuestión por lo rural y lo urbano tiene gran importancia en la enigmática obra de Enrich, la cual a pesar de evitar la figura humana y dejar arquitecturas desnudas, respira una emotiva carga existencial.

Enrich ha expuesto en Barcelona, Amsterdam, Hong Kong, Nueva York, Bruselas y París y su obra se encuentra en importantes colecciones: La Caixa, Barcelona; Colección Santander, Madrid; Fundación Vila Casas, Barcelona; Colección Privada David Hockney, Los Angeles ; Colección Carmen y Luís Bassat, Barcelona; Colección Privada Norman Foster, Londres, entre otros.